Bar La Tinta, parada obligatoria en la ciudad de Toro

En la plazuela a la sombra del Ayuntamiento, uno de los laterales de una Plaza Mayor que delimita el edificio del Casino y más allá la iglesia del Santo Sepulcro, el bar restaurante La Tinta de Toro abre sus puertas y sus brazos a todo aquel que quiera adentrarse en la gastronomía tradicional de la tierra con un toque de innovación, además de conocer los afamados vinos de la zona, el corazón y el motor de la comarca toresana.


Ubicado en un precioso local y dotado de una amplia terraza, el establecimiento abría sus puertas en el año 2016 y desde entonces se ha hecho un hueco en la hostelería toresana hasta convertirse en una referencia en la ciudad. Sobre la base de la cocina tradicional y siempre con un toque innovadorVerónica del Palacio Cuevas y Dino Jorge han trabajado duro y han ido más allá de un mero establecimiento para convertirlo en un local lleno de vida donde la atención al cliente es primordial.


Catas y actividades centran su calendario durante todo el año, además de la programación de su terraza de verano, con conciertos y actividades al aire libre que animan la ya de por sí rica vida cultural de Toro. También La Tinta ha programado jornadas de showcooking con  destacados cocineros invitados, que muestran su pericia ante los fogones en un intercambio constante de experiencias.


Verónica proviene de dinastía hostelera. Sus padres regentaron el Bar Susi, donde ha conocido desde niña los secretos de los fogones. Precisamente su plato estrella, el «champi» a la plancha con su salsa secreta, procede de sus padres. 


Producto de calidad


En La Tinta de Toro la calidad del producto prima a la hora de ir al mercado. Vero y Dino apuestan por los productos locales, pero también la calidad es su máxima cuando tienen que ir a productos de fuera, como puede ser el cerdo ibérico o sus gambas y chipirones.


Tapas frías y calientes alegran su barra, con una carta que conforman raciones de gambas o chipirones plancha, el delicioso lagarto ibérico, mollejas de ternera o montados de solomillo o ternera. No faltan sus huevos rotos, jamón ibérico con salmorejo o un buen chuletón de ternera de Aliste junto al inefable queso zamorano. También en barra el cliente encuentra tostas variadas, minihamburguesas, minipizzas, patatas bravas, las caseras croquetas surtidas o exquisitas empanadillas, así como mini perritos calientes o los tradicionales pinchos morunos.


Menú semanal


Además, el Bar La Tinta ofrece cada semana un menú asequible para todos los bolsillos que consta de tres primeros a elegir y tres segundos a elegir, postre casero y bebida (agua, caña de cerveza o una copa de vino) por diez euros, IVA incluido.


Cocina rica, de casa; platos de cuchara, cremas, verduras o ensaladas, alternan con carnes y pescados frescos en un menú que procuran modificar atendiendo a los productos de temporada.


En cuanto a su carta de vinos, La Tinta cuenta con unas cincuenta referencias, en su mayoría de la D.O Toro, aunque también se encuentran algunas de Ribera o Rioja y de otras  D.O zamoranas como Tierra del Vino y Arribes, si bien este tipo de vinos y otros foráneos se reservan más para activodades tipo cata. Estamos en una tierra en la que el vino es su mejor y más famoso embajador.


Catering


Si el cliente no puede ir a La Tinta, La Tinta va a su casa. Vero y Dino disponen de un servicio de catering ideal para celebraciones privadas, que complementa sus actividades en el local. Ellos lo tienen claro: hay que innovar, hay que programar cosas distintas y, sobre todo, hay que ofrecerle al cliente calidad y buen trato para que vuelva.


Por todo ello, La Tinta de Toro se ha convertido en un lugar de referencia para los zamoranos y en una parada obligatoria para quienes visiten la tierra toresana. Recomendadísima parada.

GALERÍA: La Tinta/ Ana Pedrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *