La música y la Semana Santa despiden al maestro Carlos Cerveró

Autor de las marchas Nazareno de San Frontis, Esperanza de Zamora y La Soledad, fue director de la Banda del Consorcio de Fomento Musical y maestro de los miembros que después formarían la Banda Nacor.

Se ha ido sin poder recibir el Bombardino de Honor 2020 concedido por la Hermandad de Penitencia de Zamora en reconocimiento a su dilatada trayectoria y al nexo musical que le unirá ya para siempre con esta tierra y su Semana Santa.

El maestro Carlos Cerveró Alemany ha fallecido en el día de hoy, vistiendo de luto al mundo de la música y a las hermanda Lodes y cofradías de Zamora, que recuerdan con especial cariño su paso por Zamora como director de la Banda del Consorcio de Fomento Musical.

En el aire, para siempre, los acordes de sus marchas procesionales para Zamora, tan populares como Nazareno de San Frontis, Esperanza de Zamora o La Soledad. También para el recuerdo queda su labor docente y como director de los músicos de la Banda de Zamora y de aquellos que posteriormente formarían la Banda Maestro Nacor Blanco.

Músico valenciano

Carlos Cerveró Alemany nació en Monserrat, Valencia, el 9 de agosto de 1933. A los 19 años ingresó por oposición en el Cuerpo de Música de la Armada Española. Realizó estudios de clarinete, armonía, contrapunto y fuga así como de composición y dirección en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

Ha sido instrumentista en la Orquesta Nacional de España, Orquesta de Radio Nacional y de Radio Televisión Española.

Fue teniente subdirector de la banda de Música de la Agrupación de Infantería de Marina hasta 1990. Con posterioridad fue director de la Banda del consorcio de Fomento Musical de Zamora entre 1991 y 1993,  de la Banda de Música de Majadahonda (Madrid) y Banda de música de Catadau en Valencia.

Ha compuesto una gran cantidad de piezas musicales a lo largo de su vida profesional, obras sinfónicas, marchas militares, pasodobles e himnos.

En marchas procesionales, ha compuesto numerosas partituras para distintas imágenes de gran devoción de Jaén y San Fernando (Cádiz), entre otras, además de su querida Zamora Destaca «Nuestro Padre Jesús de los afligidos» para la imagen del mismo nombre, de San Fernando, que se interpreta igualmente en otras numerosas semanas santa, principalmente de aquellas latitudes.

Su relación con la Semana Santa de Zamora, se inicia en los años ochenta cuando acude durante algunos años al frente de la Banda de la Agrupación de Infantería de Marina a la procesión del Santo Entierro, de la que el Almirante Jefe de la Armada es hermano mayor. Conocida en Zamora su fama de excelente compositor de marchas procesionales, la cofradía de Jesús del Vía Crucis le solicita en 1990 la composición de una marcha procesional dedicada a la imagen del Nazareno de San Frontis, para ser estrenada en 1991, año en el que la cofradía iba a celebrar con la mayor solemnidad el cincuenta aniversario de su fundación.

La partitura «Nazareno de san Frontis» la estrenó en Zamora la Agrupación de Infantería de Marina en el Teatro Principal el día 16 de marzo de 1991, dentro del Pórtico Musical de Semana Santa, invitada por la cofradía para ofrecer un gran concierto de marchas procesionales en honor de su imagen titular.

En 1992, y a petición de la misma cofradía, compuso «La Esperanza de Zamora», dedicada a la venerada imagen, otra marcha que de inmediato se hizo con el favor de cofrades y espectadores. En 1993 compone «La Soledad», en honor de la Virgen de la Soledad, que ofrece a la directiva de la cofradía de Jesús Nazareno, composición que hoy día es una de las más escuchadas en las procesiones de esos días y de una forma especial en las procesiones de Jesús Nazareno en la mañana de Viernes Santo y noche del Sábado Santo. 

En 2012, el maestro Cerveró regresa a Zamora para recibir el homenaje de cariño de la Banda «Maestro Nacor Blanco», en la que forman parte numerosos jóvenes a los que el maestro educó musicalmente en sus años de estancia en Zamora al frente de la Banda del Consorcio de Fomento Musical. A raíz de ese acto, Cerveró acepta un nuevo encargo para Zamora, la marcha titulada «Cristo Muerto», en honor de la imagen titular de la Real Cofradía del Santo Entierro, que la banda de música «Maestro Nacor Blanco» estrena en la S.I. Catedral en marzo de 2013 y que es la última composición creada por el maestro Cerveró para Zamora. Fue un bonito día de reencuentros con los muchos amigos y discípulos que dejó en esta tierra.

La entrega del galardón del Bombardino al maestro Cerveró Alemany Esteve prevista el sábado día 21 de marzo en la iglesia de San Claudio de Olivares, al término de la Eucaristía y rito de entrada de nuevos hermanos de la Hermandad de Penitencia,  si bien el acto tuvo que ser suspendido por la pandemia.

Entonces, la Banda Maestro Nacor Blanco quiso sumarse a este reconocimiento con un concierto de marchas procesionales que compuso el Maestro Cerveró para imágenes de Zamora, con la colaboración de la asociación «Amigos de la Catedral».

Hoy el maestro se ha ido. Su música se queda en Zamora, entre los zamoranos, meciendo y acompañando a nuestros Cristos y Vírgenes, que habrán salido ya a recibirle en el cielo de los músicos.

Descanse en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies