Sopa rodadera

La sopa rodadera es un alimento pastoril con buen aporte calórico que guardaba su exquisito sabor y propiedades en los morrales de los pastores que salían al campo. Fácil y muy económico, de este plato podemos asegurar que es una exquisitez, aunque contundente.

Dice un viejo refrán: “Sopas de sartén, son de puerca y saben bien”, por el extra de sabor que supone la panceta. Podría decirse que es una versión castellana y leonesa de las tradicionales migas, con una textura mucho más cremosa y jugosa.

En la comarca de Aliste este plato se conoce como sopa de sartén; en Tierra de Campos, sopas de pastor y en la zona de Zamora y Tierra del Pan, sopa rodadera o sopa de sartén.

La receta que aporta hoy Luisa Rojo ha sido facilitada por Tere León, quien a su vez la heredó de su madre, Teresa Blanco, y procede de Zamora capital.

INGREDIENTES

*300 g. de miga de pan

*200 g. de panceta de cerdo fresca

*2 litros de agua

*1 cucharada de manteca de cerdo

*Un chorro de aceite

*6 cabezas de ajo

*Pimentón (mejor picante)

*Sal

*4 cucharadas de tomate frito casero (opcional)

PREPARACIÓN

En una cazuela ponemos a hervir los dos litros de agua con la sal (al gusto). Mientras, preparamos en un mortero dos ajos machacados, el pimentón y la manteca, que puede ser sustituida por un chorrito de aceite. Mezclamos todo bien y reservamos.

En una sartén con aceite freímos la panceta cortada en trocitos muy pequeños y cuando esté dorada añadimos los cuatro ajos restantes cortados en láminas. Antes de que se doren, echamos las migas de pan y rehogamos un poquito más.

A continuación agregamos el agua hirviendo a la que previamente hemos incorporado la mezcla del mortero, dándole vueltas con una cuchara de madera hasta que se consuma. Dependiendo del tipo de pan, a veces es necesario añadir un poco más de agua.

Servimos en la mesa bien calientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *