Aceitadas, el sabor de la Pasión en la Panadería Marbán

Ángel Marbán es el heredero de cuatro generaciones de panaderos de Carbajales de Alba. En su obrador del Polígono de La Hiniesta la Semana Santa tiene sabor propio con sus célebres aceitadas.

Llega el tiempo de Semana Santa. Una Semana Santa que no viviremos en la calle, pero sí con el corazón y la memoria, con los olores y los sabores. Por ello, los hornos de Zamora capital y provincia ya cuecen las tradicionales aceitadas, el dulce típico de los días de la Pasión zamorana por excelencia.

Con el obrador ubicado en el Polígono de La Hiniesta, la Panadería Marbán compila el saber hacer de cuatro generaciones de panaderos de Carbajales de Alba.

Su propietario, Ángel Marbán, decidió establecerse en Zamora, pero guarda como un tesoro las recetas y fórmulas que se heredan en su familia de generación en generación y que endulzan el día a día en centenares de hogares.

Aceitadas, magdalenas, repostería variada, rebojos, rosquillas, empanadas, bollo coscarón o el famoso Pan de Carbajales son algunas de las especialidades de este artesano que utiliza materias primas de primera calidad y que distribuye su producción en diversos puntos de la provincia donde gozan de una más que merecida fama.

Además de la calidad de los ingredientes, Ángel Marbán destaca que todos sus productos son naturales al cien por cien, sin aditivos, colorantes ni potenciadores del sabor, algo que hay que valorar a la hora de elegir un alimento sano y de confianza. A ello hay que añadir el mimo que la familia Marbán pone en cada producto, logrando sabores y texturas con el sello de lo auténtico, de lo hecho en casa como siempre se hizo.

Santo y seña de la Pasión

Aunque las aceitadas ahora se elaboran durante todo el año como santo y seña ya no solo de la Semana Santa zamorana, sino de sus productos más tradicionales, el tiempo de Cuaresma y la Pasión incrementa notablemente su elaboración y venta en estos días previos de fuerte demanda.

Días de mucho trabajo en el obrador, donde el personal se afana en cocer el pan y los dulces diariamente de madrugada, mientras la ciudad duerme y el horno se llena de vida y escupe calor, dorando la masa aceitosa sabiamente elaborada por Ángel Marbán y Yoli, cuya fórmula en un secreto familiar que guarda con celo.

Su dulce rastro anisado avisa de que la Semana Santa está cerca y en cada aceitada hay muchos años de dedicación y mimo y el perfecto conocimiento de un oficio mamado desde la cuna que corre por las venas de la familia Marbán como parte de su ADN.

Panadería Marbán. Calle de la Muela Quebrada, 50. Poligono de La Hiniesta (Zamora)

Teléfono 980 52 97 05

GALERÍA y VÍDEO: Rafael Lorenzo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies