Castilla y León cierra todas sus provincias y adelanta el toque de queda a las ocho de la tarde

La Junta establece un aforo máximo de 25 personas para los cultos y de 4 en reuniones en los domicilios.

Igea realiza una declaración de intenciones: si la situación no mejora en los próximos 15 días,.la «única solución» será el confinamiento domiciliario.

Ya es oficial. Tras la reunión telemática mantenida esta mañana entre el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco y los distintos ayuntamientos y diputaciones de Castilla y León, el vicepresidente Francisco Igea ha anunciado las nuevas restricciones en la Comunidad ante la situación de “extrema gravedad” provocada por el coronavirus.

Entre estas medidas figuran varias ya adelantadas ayer, como el cierre perimetral por provincias (los ciudadanos no podrán salir de su territorio si no es por causa justificada) y el adelanto del toque de queda, que será a las 20 horas, lo que implica el cierre de la hostelería, el comercio y cualquier otra actividad a esa hora.

También se reducen los aforos en todos los locales de culto a un tercio, con un máximo de 25 personas y se limitan las reuniones particulares en los domicilios a un máximo de 4 personas.

Las nuevas restricciones entrarán en vigor a partir de mañana sábado 16 de enero a las 20 horas y se mantendrán durante los próximos 15 días.

Declaración de intenciones

En el caso de que la situación no mejore, el vicepresidente Igea ya ha adelantado que no hay «otra opción» que el confinamiento domiciliario, una medida que la Junta ya ha solicitado al Gobierno central, que la ha denegado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies