Actualidad

El hombre que escuchaba al Duero

🖤✝️ Fallece tras una larga enfermedad Miguel de la Peña, histórico fundador del movimiento vecinal, fundador y presidente de FAVEZA y presidente de la AA.VV del Barrio de La Horta.

🖤✝️ Trabajador incansable, estuvo muy vinculado al mundo del deporte a través del CB. La Horta y del piragüismo.

Zamora amanecía este miércoles más pobre con la muerte de Miguel de la Peña, pilar fundamental del movimiento vecinal. Corazón, latido, voz del barrio de La Horta, siempre en la lucha por su gente, por el centro de salud erigido sobre las huertas de Puerta Nueva, por unas buenas fiestas en honor de la Virgen de la Salud, por un parque infantil nuevo, por tantas y tantas cosas que necesitaban los vecinos y esas otras cosas que no se ven, que quedan de puertas adentro.

Miguel se iba esta madrugada después de una larga enfermedad pero en realidad Peña comenzó a irse hace tiempo, cuando su cabeza y su memoria empezaron a fallar y su eterno amor de vida, María Jesús, se convirtió en sus pies, sus manos, sus ojos, su brújula, siempre de la mano, como la foto que ilustra estas líneas, realizada hace apenas unos días. Qué buena compañera de viaje has tenido, Miguel. Qué mujer más valiente, más entrañable, más de verdad.

Trabajador incansable con vocación de servicio, en sus ratitos de ocio era parroquiano fiel de los bares del barrio y de Los Herreros, donde militaba en la buena costumbre del chateo en los históricos Quinti o El Chato, en cuyas barras se le tomaba el pulso a una ciudad que apenas reconozco, que ya no existe. Cuántas veces en esas tardes-noches perdidas en que no se asoma ni un alma a la calle nos encontramos, cuántas veces comentábamos que Zamora se nos moría, que necesitaba un chute de vida, un algo que la pusiese en pie.

Miguel escuchaba al Duero, con una vida tejida en torno al río, siempre cerca. Lo recuerdo organizando las pruebas de piragüismo de San Pedro mientras el calor apretaba y ya asomaban las vacaciones. Este río nuestro, este agua que nos lleva, que se bebió sus lágrimas en el trance más duro que pueden pasar unos padres, que es el de perder a un hijo. Porque Miguel también hablaba con el Duero. ¿A quién, Miguel, se lo contabas? ¿Quién te escuchaba, si no era el río camino de Portugal?

Ese Duero que veíamos desde las aulas de Jacinto Benavente, donde su hija Chus y yo forjamos una amistad desde Parvulitos que mantenemos en el tiempo. ¡Cuánto, cómo me sostenían tus palabras, tu aliento desde la lejanía en mis días más oscuros, mi querida amiga!.

Cuántas vivencias bonitas, el tesoro de nuestra niñez, en aquel barrio -el de toda mi familia materna- que entonces olía a la uva fermentada de la Vinícola de Vicente, a las letanías en las clases de doña Antonia, doña Julianita, don Justo y doña Carmela, a tantos compañeros que ahora somos hombres y mujeres y siempre regresamos a aquellos días de infancia y pámpanos, del olor a gasolina de lor surtidores de la Plaza de las Milicias, junto al Arca de Noé. Ese barrio cuyo trazado tenía Miguel tatuado en el corazón y a flor de piel.

Y de nuevo el río, ese Duero generoso y fresco en los calores de julio, con María Jesús y su prole en Los Pelambres, si el verano no sería verano si ellas faltan, si ellas no acompañan esas aguas que vertebran sus vidas, sus recuerdos, la Catedral y las murallas enfrente, mientras se les dora la piel y todo pasa, y todo queda, y nos hacemos mayores y nuestros mayores se van y nos queda su poso, su sabiduría.

Miguel hoy se ha ido y el Duero se queda huérfano de quien le hable, de quien le escuche, de quien se guarde para sus aguas tantas cosas y en sus aguas vea reflejada toda una vida tan generosa, tan fecunda, tan entregada.

Agua que regresa al agua, el puño siempre en alto.

(Todo mi amor para María Jesús, Chus, Azucena, Miguel y Beatriz)

Quién lo ha escrito:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies