En el Día Internacional del Chef, FELICIDADES, genios!!

Cada 20 de octubre el mundo celebra el Día Internacional del Chef, fecha que instauró la Asociación Mundial Culinaria como homenaje a los encargados de crear los platos más exquisitos del mundo. Zamora y su provincia cuentan con auténticos magos frente a los fogones en pequeños y grandes restaurantes que hoy merecen ser destacados y reconocidos.

La palabra chef viene del francés y significa jefe de cocina, si bien no es su único cometido. El chef además es el encargado de educar el paladar de sus ayudantes y enseñarles a elaborar platos magistrales con su toque personal. Así ocurre a través del tiempo con nuevas propuestas y cocina de vanguardia, que asombra al mundo con combinaciones imposibles y deliciosas.

En tiempos de crisis, de trata de una profesión al alza, que cada año deciden estudiar más hombres y mujeres a la conquista de la cocina mundial y sin olvidarse de la base tradicional, fomentada también desde varios formatos televisivos que instruyen al gran público en los secretos de la cocina.

Zamora y su provincia guardan una maravillosa tradición de genios ante los fogones y desde Hostelería en Zamora nos sumamos a ese homenaje de quienes desarrollan su profesión y su pasión entre sartenes y ollas y hacen felices a los demás cuando sus elaboraciones llegan a la mesa.

Pedro Mario y Óscar en Benavente; Agustín, Verónica, Álvaro en Toro; Cecilio, Mónica y Luis Alberto en la Tierra de Campos; Mariló, Ana y Pilar, Abelardo, Suso, Pepe por tierras sanabresas; Gloria en Mombuey; Pepa en Ferreruela de Tábara; Aurelia y Jose en Villaralbo; Jonathan, Rubén, Adrián, Sergio, Raúl, Charo, Nacho, Abel, Álvaro, Patri, Chema, Alberto, Marta, Pilar, Richard, Antonio, Carlos, Begoña, Ángel, Alba …tantos, tantos, en Zamora capital y en todas las comarcas zamoranas que sería imposible nombrarlos a todos ya que muchos se quedarían en el tintero. Pero todos, todos, los que aparecen y no aparecen, están reflejados en este puñado de nombres que dignifican cada día con su trabajo y esfuerzo la cocina. A Violeta y Ana, que forman nuevas generaciones de cocineros y transmiten sus saberes.

Sois los embajadores de nuestra tradición y de nuestros productos de calidad, los custodios de nuestros sabores, los alquimistas del siglo XXI que hacéis magia en la cocina, que perpetuáis la cocina con amor cuyas raíces se hunden en las croquetas de mamá. Las de la mía, Luisa Rojo, son las mejores, qué os voy a decir. Muchas de sus recetas están en esta web y son la mejor esencia del saber de quienes siempre fueron las jefas de cocina en nuestros hogares.

Vayan en estas líneas mi aplauso y reconocimiento en estos tiempos tan difíciles para todos ellos junto con el recuerdo a la señora Carmen de La Golondrina, mi abuela, por cuya barra y restaurante pasaron durante medio siglo generaciones enteras de zamoranos y cuyas manos eran prodigiosas.

A todos los que habéis hecho de la cocina un templo, una escuela y una forma de vida, GRACIAS.

Feliz día ❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies