Entre dos luces

Entre dos luces, el día que se extingue y la noche que se anuncia, con el sol ardiendo en el horizonte antes de ser oscuridad.

Zamora se recorta contra el cielo; y es plata, espejo, su Duero, nuestro río, que viaja crecido, inmenso, en vocación atlántica hacia la mar.

Así los días a la última luz mientras las piedras se encienden y la ciudad es una antorcha, un faro que ilumina nuestros sueños.

Tan hermosa.

Fotos: Rafael Lorenzo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies