Hoy soñamos junto a Ella

Junio abre las puertas a la vida este Lunes de Pentecostés de romería sin romerías. Será distinto, pero será. No repican las campanas de San Antolín en la misa de romeros ni están esparcidos el tomillo y el cantueso perfumando las calles.

Rumores de silencio en el Barrio de La Lana, en La Hiniesta, en la pradera del Cristo de las Batallas en Toro, en el teso del Viso, en la Santa Cruz de Fermoselle…y miles de corazones, miles de deseos, sueños, rezos y recuerdos volando por el aire, sosteniendo la fe y la tradición del pueblo zamorano.

Están desiertas las calles en este Lunes de Pentecostés sin reencuentros, sin abrazos ni besos. Guardadas las dulzainas, las gaitas, la flauta y el tamboril. Quietas las panderetas y estos pies que se quieren ir solos a hacer el camino con Ella, a escuchar las letanías y las salmodias, el saludo de los pendones, el bullicio de la cuesta, las campanas de La Hiniesta repicando la alegría de dos pueblos que se abrazan a través de los siglos.

Será distinto, pero es Lunes de Pentecostés. Lunes sin plegaria en la Cruz del Rey Sancho, sin un Niño travieso que se pierde robando espigas, sin el sol picajoso tatuándonos la piel.

Será distinto, pero es. Y hoy vivos y muertos nos damos la mano, romeros a este y al otro lado de la vida, y compartimos y hacemos camino juntos. Cerrad los ojos, sentidlo, escuchad su voz telúrica en el viento. Han venido, están aquí. Ya les oigo enfilar La Miraba y salir hacia las amapolas y los campos de trigo.

Zamora despierta y su Virgen de La Concha, su Patrona, ya espera en sus andas, añorando los hombros que se relevan todo el camino para que pose sobre ellos su pie y su bandera. Hoy se queda en casa, pero en el pueblo hermano de La Hiniesta hoy nos abrazamos miles de corazones con los cinco sentidos, con el alma, con el deseo y la promesa de vernos pronto y fundirnos en una sola cosa, una sola casa, dos Vírgenes, dos pueblos, siete siglos, una Madre de Dios, un corazón, nuestra Paloma de Pentecostés coronada.

Hoy no caminamos. Hoy soñamos junto a Ella.

Salud para el año que viene, hermanos.

Viva la Virgen de La Concha!! ❤️❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *