Ministriles de la Reyna y Amystis ponen el broche de oro al Verano Cultural 2021

🔴 Un concierto dedicado a los grandes polifonistas olvidados del Siglo de Oro ha clausurado el festival ‘Zamora, ciudad de ministriles’ organizado por el Ayuntamiento de Zamora y que nace con vocación de continuidad.

El ensemble Ministriles de la Reyna y el conjunto vocal Amystis han puesto el broche de oro al Verano Cultural con un concierto dedicado a obras del Siglo de Oro español en su mayoría inéditas y rescatadas de archivos catedralicios por José Duce, director de la formación musical.

En la noche del sábado los Ministriles de la Reyna, dirigidos por Javier Martos, regresaban simbólicamente a la ciudad para devolverle parte de su historia, su cultura y su identidad, con un concierto didáctico y un repertorio de fanfarrias, pavanas, gallardas y numerosas danzas del medievo tardío y el Renacimiento que hablan de un pasado fácilmente reconocible aún en la música y los instrumentos tradicionales de esta tierra, como ocurre con la dulzaina. La percusión, solemne, y los instrumentos de viento, madera y metal (chirimías, sacabuches, cornetos, orlos, bajones), proclamaban a los cuatro vientos que los ministriles han regresado para quedarse.

Polifonía olvidada

Emoción al pie de las viejas piedras del Castillo y un silencio casi sagrado, venerable, para ser testigos de la resurrección de los polifonistas del Siglo de Oro que quedaron en su día eclipsados por la grandeza de Tomás Luis de Victoria y cuyas obras duermen el sueño del olvido en los archivos catedralicios. Una interpretación medida, sin concesiones ni artificios, con un gran equilibrio entre voces e instrumentos, ha supuesto un salvoconducto al pasado, un recorrido por la España del XVI con un serie de himnos y motetes que acortaban la distancia entre el cielo y la tierra.

Con la figura del propio Victoria como eje vertebrador del concierto, músicos y cantantes ha interpretado piezas de sus contemporáneos como Juan Navarro o Sebastián Vivanco en un recital que ha transportado al público al siglo XVI y a la época de los grandes polifonistas.

El concierto se enmarcaba en el festival ‘Zamora, ciudad de ministriles’, cuya primera edición ha supuesto un cierre de gran altura a las numerosas actividades organizadas por el Ayuntamiento de Zamora en este verano 2021 aún marcado y limitado por las restricciones que impone la pandemia.

Un cierre mágico en el también mágico entorno del Castillo, cuyos muros han sido testigos del retorno de los ministriles a la ciudad cuyas calles, plazas, templos y mercados ocuparon desde el Medievo hasta el Renacimiento.

Allí, en la atalaya que vigila permanentemente a la ciudad, al amparo de los muros del Castillo, junto a la Catedral del Salvador, ha quedado puesta la primera piedra de la Escuela de Ministriles. La portentosa torre románica y su cimborrio, encendidas en la noche, eran testigos de ello.

Fotos y vídeos: Ana Pedrero

Ave María de T.L de Victoria a 8 voces
Belle qui tiens ma vie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies