Os eché de menos

Os eché de menos. A muchos, a muchísimos, a tantos.

No se trata de pasar lista, pero está mañana me faltaron muchos, muchísimos zamoranos en defensa de la hostelería, en defensa de la vida, de la economía, del trabajo en la ciudad y en la provincia. 

Que sí: la hora no era buena, algunos de los profesionales estaban preparando su comida para llevar, que es lo único que pueden hacer. La mayoría de la gente estaba en su hora de trabajo. El comercio, solidario, salió a la puerta de sus negocios. Algunos ciudadanos se unieron y tomaron la palabra para reivindicar su café de la mañana, su espacio de ocio. Se guardaron distancias y hay miedo; había niebla, hacía frío, no apetecía. Que sí.

Pero aún así os eché de menos. A muchos. No a los que vinísteis desde Sanabria, como Óscar y Mariló; ni desde Benavente, como Óscar y Pedro Mario; ni de Toro como Óscar y Dino; ni de Sayago ni de Tierra de Campos, como el gran Cecilio. No a los que me emocionásteis ahí, de pie, enteros, Ángel y Ángel, defendiendo la profesión, dos días después de enterrar a quien pasó toda su vida entre los fogones. Os hubiese abrazado hasta el dolor.

Tampoco a los que recordásteis a los proveedores, al campo, a los ganaderos, a la huerta, a los que hacen pan blanco de madrugada, a los que distribuyen bebidas y comidas, a los transportistas, a las empresas de limpieza o a Chema, que madruga cada día para ir a recoger sus huevos camperos a la granja.

Os eché de menos a los políticos, a todos, incluso a alguno que pasó de tapadillo y como con prisa por la parte de atrás; no bajo siglas ni colores. No como políticos, pero sí como ciudadanos que quieren a su tierra, como zamoranos. Porque Zamora es tierra de servicios y Zamora sin su hostelería y su pequeño comercio está muerta. 
Porque Zamora tiene en la hostelería y el turismo uno de sus motores, ya herido en este 2020 y previsiblemente con otra fractura enorme en 2021 sin nuestra Semana Santa, a falta de industria y grandes empresas. Políticos en traje de calle, políticos vestidos de zamoranos. A veces hay que rebelarse, hay que enseñar los dientes y ponerse del lado del que sufre. Y eso va mucho más allá de una línea de subvenciones. 

Esta mañana había profesionales de la hostelería, pero había sobre todo hombres y mujeres que sufren, padres, madres, empresarios, trabajadores, agobiados, desconcertados, hipotecados, atados de pies y manos con medidas que no se entienden y que en otras Comunidades ya han demostrado no ser efectivas. Castigados por decreto.

Os eché de menos a los sindicatos que defienden a los trabajadores y asesores de todo tipo. Sin banderas, sin colores, por solidaridad y por justicia, por defender al débil. Porque a miles de trabajadores en esta provincia y en esta Comunidad se les está negando su derecho primero: trabajar. Y aquí no ha habido derecho de réplica, por mucho que con este cierre de la hostelería se favorezcan botellones, fiestas ilegales o que las bodegas particulares parezcan El Chiringuito de Georgi Dann en sus buenos tiempos.

Os eché de menos a los funcionarios del café diario, ese que reclamaba Luis Pablos; a los jubilados que entráis a leer la prensa, a las que desayunáis juntas antes de ir al Mercado o al salir del gimnasio; a los ciudadanos que hoy mismo hacían cola bajo la niebla para poder calentar el cuerpo con un café; a los que se han quedado sin el carajillo y la partida de la tarde. 

Os eché de menos a los jóvenes que dais vida a Los Herreros cuando llega el finde y a las señoras y señores que se sientan en las terrazas de la Plaza Mayor o Tres Cruces cuando hace bueno, a las jóvenes madres y padres que se toman su Coca cola junto al parque donde juegan los niños, a los runners que finalizan la carrera con alguna isotónica, a las paseantes que rematan la ruta con su cafelín.

Os eché de menos a todos los zamoranos a los que se os llena la boca con nuestra tierra, a todos los que decís amarla y defenderla. Os eché de menos porque seguís ejerciendo de zamoranos de murallas adentro, esperando un milagro ajeno, esperando a que venga alguien a sacarnos las castañas del fuego mientras no movemos el culo por nadie: nuestros ganaderos, nuestras bodegas, nuestros panaderos y todo el gran engranaje que pone en marcha la hostelería.

Os eché de menos sin ser profesional de la hostelería ni vivir de ello, aunque hace dos años apostase periodísticamente por un sector que conozco desde niña y defiendo por justicia, por solidaridad, porque no quiero ver cómo se muere Zamora, porque me hierve la sangre cuando veo un local cerrado, tantos sueños rotos, tanto trabajo para nada, tantas lágrimas, tanta impotencia.

Lo escribió el primero el gran Ángel Antón en su escaparate de Almacenes Victoria y tiene mucha razón: la hostelería somos todos.

Quizá por eso, porque somos todos, a tantos os eché esta mañana de menos alzando el puño y la voz.

2 comentarios en «Os eché de menos»

  • Avatar
    el 12 noviembre, 2020 a las 21:49
    Enlace permanente

    Yo estaba a la puerta de la delegación de la Junta. Quien ordena el cierre de la hostelería es la JCyL … igual estabais despistados algunos. Os eché de menos en el sitio oportuno y en el lugar adecuado, pero te perdono Pedrero seguramente es falta de información … de nada.

    Respuesta
    • Ana Pedrero
      el 12 noviembre, 2020 a las 22:06
      Enlace permanente

      Hola, Eduardo. Yo no convoco, en primer lugar, y en su día lo dije, que quién ha cerrado en Castilla y León es la Junta. La convocatoria se ha efectuado ante la Subdelegación del Gobierno porque es una acción estatal de Hostelería en España que va dirigida a todas las administraciones. Intento despistarme lo menos posible, aunque nadie es perfecto. Un saludo.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies