Toro sueña desde el mirador del Canto

Acaso sea verdad que las nieves traigan bienes en su blancura; que este año en la tierra de Toro y su Alfoz tendrán una buena cosecha, una uva excelente, la repoblación del viejo campamento de Montelarreina, el regreso a la normalidad de una vida que desde marzo de 2020 transcurre a otro ritmo, de otra forma.

Son los deseos, los buenos propósitos para una tierra cuya sangre es el vino en la copa, que por bandera tiene el brindis, el cántico y la amistad; la alegría, las puertas siempre abiertas de sus gentes.

Desde el mirador del Canto, en el parque que lleva el nombre del genial Jesús López Cobos, eterna memoria al músico eterno, el mundo se hace pequeño ante nuestros ojos.

Allí, sobre el poderoso Duero, se hacen realidad los sueños más allá del horizonte mientras la nieve se derrite lentamente en la tierra.

Que 2021 traiga los bienes, que no se diluya la esperanza, el futuro que Toro merece por historia, por justicia. Por la vida.

Foto: Tomás del Bien/ Toro Mágico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies