Aceitadas

Las aceitadas son el dulce por excelencia de la Pasión y la Pascua en Zamora, aunque es tal su consumo que ahora ya se elaboran durante todo el año en los hornos y obradores de la capital y de la provincia. Su típico sabor anisado pone el acento dulce a los días de la Semana Santa.

Aunque su origen es desconocido, ya tradicionalmente se elaboraban sin manteca ni mantequilla, utilizando en su lugar aceite, para cumplir así con los preceptos de la Cuaresma.

Sobre esta misma fórmula que nos trae Luisa Rojo, la que durante generaciones se ha hecho en su familia, existen diversas variantes, que modifican sobre todo su consistencia en función de las claras de huevo que se utilicen, o su sabor, en función de la cantidad de anís.

Aunque en la vecina Salamanca existen dulces parecidos en su textura –sus tradicionales perrunillas o perronillas-, no hay constancia de que se elaboren en otros lugares con este nombre y esta fórmula.

INGREDIENTES

*1 l. de aceite (proponemos oliva suave, 0,4 grados)

*2 kg. de harina

*1 kg. de azúcar

*2 huevos enteros

*5 yemas

*1 tarrito de esencia de anís

*1 copita de anís

ELABORACIÓN

Batimos en un recipiente los huevos, las yemas y el azúcar. A continuación agregamos el aceite y seguimos batiendo. Añadimos después el anís y la esencia de anís. Incorporamos por último la harina, añadiéndola poco a poco.

Una vez que esté bien mezclada la masa, hacemos bolitas y las vamos colocando en la bandeja del horno trazando una pequeña cruz en la parte superior.

Con las claras sobrantes pintamos las aceitadas y las cocemos a horno medio hasta que estén bien doradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *