En el día de Santa Marta, GRACIAS

Será un 29 de julio, sin misa en San Torcuato, sin la procesión por las calles, sin las flores que cada año depositan los hosteleros de Zamora a los pies de Santa Marta, su Patrona.

Una festividad que hace años incluía varios días de celebraciones y concursos, de sana convivencia entre los profesionales del gremio y que poco a poco fue perdiéndose hasta quedar en una muestra residual de lo que fueron aquellos días de alegría y celebración para todos: empresarios, camareros, cocineros, jefes de sala, sumilleres, personal de cocina y de limpieza… la gran familia de la hostelería.

Santa Marta era y es la patrona de todos aquellos que sirven a los demás como Marta de Betania sirvió a Cristo.

Marta significa «jefa de la casa» y por ello, por esa voluntad de servicio a los demás que pervive a través de los siglos, es la patrona de la Hostelería, el gremio de los que, más que servir, nos acompañan en el camino y nos hacen la vida más facil, más bonita.

En un año especialmente difícil para el sector, en un año en el que muchos no podrán reabrir sus negocios, en un año en que los hosteleros de Zamora han mostrado su cara más solidaria y humana para ayudar a los demás en un tiempo tan complicado para ellos mismos, desde Hostelería en Zamora queremos felicitar a todos los profesionales de la provincia y agradecer su esfuerzo para reciclarse, para renovarse, para sobrevivir, para continuar abriendo sus puertas, extendiendo sus manteles, poniendo sus terrazas, abriendo sus brazos.

Es un 29 de julio distinto. No habrá flores, esas flores que cada año la patronal Azehos le encarga a Marta para que las ponga en sus andas, en su altar; ni misa, ni rezos, ni procesión, pero hoy más que nunca es necesario hacer visible al sector, defenderlo, apoyarlo y ayudarlo, tanto desde las instituciones como desde el compromiso personal de apostar por ellos.

Ocupemos sus terrazas, bares, salas y comedores; degustemos su cocina y sus tapas, detengamos nuestro camino para aliviar la sed en su casa. Con todas las precauciones pero también con todo el cariño, con todo el agradecimiento por su impagable labor. Ahí, tras la barra, a pie de cocina o bandeja en ristre, siempre encontraremos amigos, profesionales, excelentes embajadores de la tierra, compañía y una sonrisa.

Feliz día de Santa Marta a todos!! Que la santa que sirvió al mismo Dios hecho Hombre os ayude. Que pronto todo sea un mal sueño y regrese la calma a nuestro día a día y la alegría y la esperanza para todo el sector.

Gracias por existir, hosteleros del mundo, hosteleros de nuestra ciudad, de Sanabria, de Aliste y Alba, de Sayago, de Benavente, de Toro y de la Tierra del Vino y de la del Pan. Hosteleros de nuestra Zamora pequeñita en el mapa pero inmensa de corazón .

GRACIAS, mayúsculas gracias a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *