Espárragos de Fuentesaúco cocidos y crema de aprovechamiento

El otro día os explicábamos la calidad y propiedades de los espárragos de Fuentesaúco.

Hoy la cocinera Luisa Rojo nos enseña a cocerlos para disfrutar de todas sus propiedades y a hacer una deliciosa crema de aprovechamiento.

Lavar y pelar

Para disfrutarlos al natural, limpiamos y pelamos los espárragos para eliminar durezas y partes fibrosas. Los lavabos bien para retirar la tierra que puedan tener y después procedemos a pelarlos.

En este caso tenemos dos kilos de espárragos. Después de lavarlos y pelarlos muy bien, ponemos a escurrir para que eliminen agua, ya que tienen mucha por sí mismos. Dejamos la parte más tierna (una cuarta, unos 15 cm. de tallo aproximadamente) para cocer y retiramos las partes traseras, más duras, para hacer una crema de aprovechamiento. Las reservamos crudas.

🔴 ESPÁRRAGOS COCIDOS

Una vez pelados, ponemos los espárragos a cocer con agua y sal para disfrutar de todas sus propiedades. El tiempo de cocción varía entre 20 minutos y media hora. Hay quien rectifica su amargor natural con una pizca de azúcar, en este caso no ha hecho falta.

Para comprobar la cocción, podemos pinchar con una aguja de cocina.

Escurrimos y colocamos en una fuente. Consumimos al natural o añadimos salsa al gusto, mayonesa o vinagreta, o aliñamos con aceite y vinagre.

🔴 CREMA DE ESPÁRRAGOS

Ingredientes

*1 cebolla 

*2 puerros 
*1 patata pequeña 
* Los tallos de los espárragos 
*300 cl. Nata líquida 
*750 cl. leche entera 
*1 pastilla de caldo (optativa) 
*1 chorrito de vino blanco (optativo) 
*Sal al gusto 
*Aceite de oliva 0’4 grados o mantequilla

Preparación

Pelamos los tallos de espárrago reservados quitándole mucha parte externa, ya es que la más dura y fibrosa, y los cortamos en trocitos pequeños.

En una sartén a fuego medio ponemos a rehogar la cebolla y el puerro y cuando estén un poquito rendidos añadimos los espárragos cortados en trocitos.


Cuando estén blanditos trituramos en la osThermomix, añadimos la leche y ponemos a cocer 30 minutos a 90 grados. 


En el caso de no tener Thermomix, vertemos de la sartén a un cazo con leche y dejamos cocer a fuego medio una media hora, para triturar después. 


Añadimos la nata para suavizar la textura y dejamos cocer cinco minutos más. Añadimos sal al gusto.


Nota: Aunque dicen que no es de buenos cocineros, el que lo desee puede añadir una pastilla de caldo para intensificar su sabor y un chorrito de vino blanco.

Fotos: Ana Pedrero

Quién lo ha escrito:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies