Fallece Antonio Cañivano, el gran empresario de la construcción zamorana

Antonio Martín Cabañas gestionó con su hermano José una de las empresas señeras de Zamora, tierra que amaba profundamente, fundada por su padre, Antonio Martín Cañivano.

Gran impulsor de la cofradía del Cristo de Valderrey, era en la actualidad el número uno de la cofradía de la Virgen de La Concha.

A primera hora de esta tarde ha fallecido en su Zamora del alma Antonio Martín Cabañas, Antonio Cañivano, quien con su hermano José, Pepe, gestionasen una de las empresas constructoras más sólidas de la provincia, fundada por su padre.

Empresario, padre, esposo, abuelo, Antonio supo fundar también con Carmina, su mujer, ya fallecida, una familia que continuó con la empresa y a la que le inculcó su inmenso amor por Zamora y por sus tradiciones, en especial por su querida cofradía del Cristo de Valderrey, que tanto impulsó, como la de la Virgen de La Concha, de la que era en la actualidad el número uno, por lo que fue homenajeado por la hermandad.

Padre de Antonio Martín Alén, expresidente de la Junta pro Semana Santa y presidente de la Hermandad de Penitencia, con Antonio Martín Cabañas se va una generación de hombres que hizo del trabajo y la honradez su forma de vida y que luchó por despertar a Zamora de su eterno letargo. Hombres de hacer el bien sin anunciarse, de realizar obras solidarias sin que su mano derecha supiese lo que hacía la izquierda, como lo siguieron haciendo sus hijos y herederos, Toño y Cani.

Son muchos los recuerdos que nos deja, muchas vivencias y mucho el cariño dado y recibido. Con ese amor nos quedamos en la hora de la despedida en este tiempo tan difícil sin abrazos ni besos.

Te echaremos de menos. Vuela con los tuyos, con Carmina, con Pepe, con José Miguel, con Toñi. Con los tuyos. Te están esperando en una mesa junto a la ermita del Cristico, seguro.

Gracias por tu vida, por tu ejemplo, por el amor generoso y callado a nuestra tierra, tu cuna, tu sábana ya para siempre.

Descansa en paz, querido Antonio.

(Con todo mi amor a Toño, Visi y Ana, a todos los que le hemos amado)

4 comentarios en «Fallece Antonio Cañivano, el gran empresario de la construcción zamorana»

  • Avatar
    el 24 mayo, 2020 a las 17:09
    Enlace permanente

    Mucho te vamos a echar de menos, querido tío. Siempre con una sonrisa y un gesto de cariño hacia todo el mundo. Con esa memoria prodigiosa para una persona de tu edad, que hacía que siempre recordaras cada vicisitud y te preocuparas por todos y cada uno de tus seres queridos. Además de con Pepe y Toñi, te vas a poder reunir con tus otras hermanas, Visi, Encarna, Trásito y Dori, que seguro echabas en falta tanto como nosotros. Así como ahora os va a echar de menos Trini, que llevará sola toda la carga de vuestra falta. No te preocupes, que la cuidaremos en tu lugar.

    Como me dijo un ser querido, «nadie muere mientras permanezca el recuerdo», y tu recuerdo va a quedar muy presente. Te enviamos un beso, que por la desgracia de esta situación no te hemos podido dar en persona, pero sin duda te va a llegar allá arriba.

    Tus sobrinas que te quieren.

    Respuesta
  • Avatar
    el 24 mayo, 2020 a las 22:16
    Enlace permanente

    Extraordinario artículo dedicado a nuestro común amigo ANTONIO MARTIN CABAÑAS (Cañivano) ANA PEDRERO, te sigo.

    Respuesta
  • Avatar
    el 24 mayo, 2020 a las 23:10
    Enlace permanente

    No te has ido porque siempre estarás en nuestro recuerdo.
    Tus sobrinas no te olvidan.

    Respuesta
  • Avatar
    el 25 mayo, 2020 a las 14:02
    Enlace permanente

    Mucho te vamos a echar de menos, querido tío. Siempre con una sonrisa y un gesto de cariño hacia todo el mundo. Con esa memoria prodigiosa para una persona de tu edad, que hacía que siempre recordaras cada vicisitud y te preocuparas por todos y cada uno de tus seres queridos. Además de con Pepe y Toñi, te vas a poder reunir con tus otras hermanas, Visi, Encarna, Trásito y Dori, que seguro echabas en falta tanto como nosotros. Así como ahora os va a echar de menos Trini, que llevará sola toda la carga de vuestra ausencia. No te preocupes, que la cuidaremos en tu lugar.

    Como me dijo un ser querido, «nadie muere mientras permanezca el recuerdo», y tu recuerdo va a quedar muy presente. Te enviamos un beso, que por la desgracia de esta situación no te hemos podido dar en persona, pero sin duda te va a llegar allá arriba.

    Tus sobrinas que te quieren.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies