Fallece Ramón Ramos, pionero de la D.O Toro y patriarca del vino en Venialbo

El mundo del vino y la D.O Toro se visten de luto con la desaparición de Ramón Ramos, uno de los nombres históricos del vino en Zamora, quién mamó la cultura de la viña y los vinateros desde la cuna, de la mano de su padre.

En el año 1963 funda su primera bodega en Venialbo, destinada en principio a una producción y un mercado local, que se ha consolidado como una de las más conocidas referencias de la D.O Toro con el paso de los años.

Aquella primitiva bodega, una joya excavada en la tierra, es hoy un museo enológico donde se respira la cultura y el saber del vino. La empresa, gestionada ya por dos de sus tres hijos, inauguraba recientemente otra bodega, una inmensa nave en una pequeña loma, donde se continúa la elaboración tradicional del vino con las más modernas instalaciones.

En el año 1991, Ramón Ramos inscribe su bodega en el Consejo Regulador del Vino de Toro, siendo uno de los pioneros de la Denominación de Origen, consolidada hoy día como una de las de mayor prestigio y calidad de todo el país.

Desde Hostelería en Zamora nos sumamos al dolor de esta querida familia, y en especial de su hijo Ramón, un alquimista del siglo XXI que no ceja en su empeño de sacar nuevos vinos al mercado con el poso y la sabiduría de siempre.

Este brindis al cielo va por ti, Ramón Ramos.

Foto: cedida por ARGI Comunicación. Ramón Ramos y sus dos hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies