Hasta siempre, MAESTRO!!

🔴🖤 Fallece a los 89 años Andrés Vázquez, el diestro de Villalpando que abrió diez veces la puerta grande de Las Ventas.

🔴🖤 El torero fue distinguido el año pasado con el Premio de Tauromaquia de Castilla y León, galardón que recibió en el teatro Ramos Carrión de Zamora.

Zamora y el Planeta Toro están de luto con la muerte del más grande torero que ha dado esta tierra. Andrés Vázquez (Villalpando, 25 de julio de 1932) ha fallecido este viernes 17 de junio a los 89 años de edad en el Hospital Comarcal de Benavente, donde llevaba varios días hospitalizado tras sufrir un fallo multiorgánico.

El diestro terracampino ha permanecido ingresado en los últimos meses en la Residencia Fundación La Inmaculada tras sufrir un ictus que le produjo una severa falta de movilidad.

Luis Andrés Mazariegos Vázquez, nació en el seno de una familia de agricultores y desde niño quiso ser torero, tomando como referencia a Juan Belmonte y a Domingo Ortega y con la película ‘Currito de la Cruz’ como trasfondo de un sueño que llegó a cumplir entre los más grandes.

Curtido en las duras de Guadalajara y Madrid y anunciándose en un principio como ‘El Brujo de Villalpando’ y ‘El Nono’, en 1961, a los 29 años, por fin triunfa como novillero y sale tres veces a hombros en Las Ventas.

Su alternativa llega en San Isidro, el 19 de mayo de 1962, de manos de Gregorio Sánchez y con Juan García “Mondeño” de testigo, con toros de Benítez Cubero. El toricantano abre puerta grande y repite triunfo en una nueva actuación en el ciclo isidril, pasando a ser uno de los toreros destacados de los 60, «torero de Madrid», y acartelandose en todas las ferias con figuras como Antonio Ordóñez -de quien fue gran amigo-, Antonio Bienvenida, Luis Miguel Dominguín, Jaime Ostos, o Gregorio Ordóñez y especialmente con Puerta, Camino y El Viti, «la Santísima Trinidad».

Andrés Vázquez fue el torero que consolidó el hierro de Victorino Martín en Las Ventas tras la memorable faena a “Baratero” en la tarde del 10 de agosto de 1969 en Las Ventas, regresando así a la primera línea del toreo.

Al año siguiente se anuncia en San Isidro en solitario con una corrida de Victorino en Las Ventas, siendo el primer diestro que protagoniza una encerrona con esta divisa.

Con un toreo clásico, sobrio, muy piluro, y su famosa media belmontina, Andrés Vázquez es uno de los toreros que más veces ha descerrojado la Puerta Grande de Las Ventas, el templo del toreo, de donde salió una decena de veces en hombros.

Aunque de forma irregular, el torero se mantuvo en los ruedos hasta finales de los 80. También fue profesor de la Escuela de Tauromaquia Marcial Lalanda de Madrid y comentarista de Telemadrid. Gran aficionado al cante flamenco, también hizo tres apariciones en el cine en tres clásicos de inspiración taurina: Yo he visto a la muerte, Tú solo y Sobrenatural, una película-documental de Juan Figueroa que desnuda al veterano matador ante el espejo y que ha recibido numerosos premios en festivales de cine independiente.

La Plaza de Toros de Zamora fue escenario de su última comparecencia en los ruedos el 25 de julio de 2012, en un festival celebrado para festejar su 80 años, dando muerte a un utrero de Victorino Martín.

Andrés Vázquez regreso hace dos décadas a su querido Villalpando, donde ha disfrutado de sus galgos y sin desvincularse del mundo del toro, ayudando a jóvenes aspirantes, presenciando festejos y en diferentes coloquios y homenajes.

La Junta de Castilla y León le concedía en 2021 el premio Tauromaquia de Castilla y León, un merecido reconocimiento a su trayectoria y a quien ha paseado el nombre de Villalpando y de Zamora por todo el mundo. El galardón fue entregado en el Teatro Ramos Carrión de Zamora donde, a pesar de las restricciones de aforo que imponía la pandemia, pudo recibir el calor y la admiración de toda la afición taurina.

Gracias por tu vida, querido maestro. Descansa en paz.

Un comentario en «Hasta siempre, MAESTRO!!»

  • el 18 junio, 2022 a las 14:05
    Enlace permanente

    Grande Andrés. Torero inmenso y valiente. Orgullo de su pueblo y su provincia. Todavía recuerdo su busto en escayola que hoy preside, fundido en bronce, la puerta de entrada del Coso zamorano, obra de su gran amigo y admirador Tomás Crespo Rivera.
    Descansa en paz Maestro.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies