La Fiesta de la Vendimia de Toro en el corazón y la memoria

La historia de Toro es historia del vino y la Fiesta de la Vendimia es una de las celebraciones más emblemáticas del pueblo toresano, con sus calles atestadas de gente y sus carros engalanados. Miles de personas se dan cita cada año en la gran celebración del vino de toro, cuya fiesta fue declarada de Interés Turístico Regional en 2003.

Aunque el final de la vendimia era un tradicional motivo de celebración, no sería hasta el año 1972 cuando la fiesta comenzase a organizarse como tal. Apenas tres o cuatro carros antiguos partían desde la Plaza de San Francisco hasta la Plaza Mayor, donde se pisaba la uva y se probaba el primer mosto de la cosecha.

Era una celebración casi familiar a la que asistíamos de la mano del fotógrafo José Luis de la Parra, uno de los más entusiastas impulsores de todo lo toresano, en la que se compartían las viandas y se realizaba una exaltación de lo tradicional con folclore y gastronomía. Era el germen de lo que viajaría en la gran celebración del vino.

La fiesta ha ido creciendo hasta el punto de convertirse en una seña de identidad del pueblo toresano y en una de sus celebraciones más concurridas. Concursos de vino casero, catas, conciertos, un mercado medieval, pintura en barricas, folclore y el impresionante desfile de carros antiguos, con más de 60 carros en la calle, conforman una fiesta que llena de alegría la ciudad de Toro en torno a la festividad del Pilar, fecha que tradicionalmente marcaba el final de la vendimia.

Hoy los carros no salen a la calle; están calladas las dulzainas y los tamboriles y quedan en los armarios y arcones las ropas de vendimiadores. No hay cestas engalanadas ni gentío para compartir el pan y el vino, la uva y el torrezno, el pimiento frito y el melocotón de Toro, el más rico.

Un virus invisible ha decretado este año que no haya fiesta. Pero el virus no puede borrar la memoria, y hoy dejamos testimonio gráfico de la gran fiesta de Toro, de la celebración, el esfuerzo y el sudor de sus gentes, de la cultura de su vino, que es la sangre de nuestra tierra.

Viva Toro!

Fotos: Ana Pedrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies