Los Abuelos, la tapa a la plancha más tradicional

Si hay una zona de tapeo por antonomasia en la ciudad de Zamora, es la famosa Calle de Los Herreros, una preciosa cuesta que desemboca en la Plaza Mayor y que conserva el saborcete de las antiguas tascas y tabernas que conviven con locales hoy reconvertidos en bares de copas y de ocio nocturno donde se da cita la juventud cada fin de semana y que se convierte en un hervidero en los días grandes de fiestas como San Pedro, en junio, o la Semana Santa.

En el número 4 de la Calle de los Herreros, muy próximo a la iglesia de San Juan y al monumento del ‘Merlú’ del escultor Antonio Pedrero, encontramos el Bar Los Abuelos –el primero a mano derecha de una larga fila a ambos lados de la calle-, un local cuya especialidad son las tapas y raciones a la plancha con una impresionante variedad de pinchos. Su propietario, Carlos, es la segunda generación de una familia que son todo un referente en la hostelería zamorana; con él trabajan su hermana y su hijo y su pareja, Pilar, a los «mandos» de la plancha. El bar se mantiene donde hace más de medio siglo se iniciaba el negocio familiar con un bar y una fonda, donde echaron los dientes todos los hermanos, hoy conocidos hosteleros y reconocidos cocineros, que mamaron el oficio y los secretos de los fogones de la mano de sus padres.

El Bar Los Abuelos entronca con la mejor tradición culinaria popular de Zamora en lo que a plancha se refiere: mollejas de ternera; cachuelas (mollejas) de pollo; pinchos morunos de pollo o de cerdo (adobados o sin adobar, picantes o sin picar); morcilla de Zamora; montaditos de lomo; pinchos de sepia o de gambas; chipirón; oreja con pimientos y cebolla o su famoso “champi”,  champiñones aderezados con una salsa de ajo y perejil que es la firma de la casa, que hacen las delicias de quienes acceden al local, bien para tapear en la barra o sobre sus barricas o bien para comer en una de sus mesas en formato de raciones, que no cesan de salir de su plancha donde cuidan mucho no mezclar unos alimentos con otros.

Además en la barra existen también tapas calientes de cocina tradicional como el bacalao con fritada, mejillones en salsa roja, chorizo al vino, los típicos figones (rollos de jamón de york y chorizo con queso rebozados en una crujiente masa); patatas bravas o mixtas; croquetas caseras de jamón, pimientos fritos, tortilla de patata o sandwiches vegetales o de jamón de York y queso pasados por la plancha, que muchas veces conviven con algún guiso del día como sus patatas con carne, que logran que quien traspasa sus puertas salga con el estómago satisfecho y una idea muy amplia de los más típicos productos zamoranos cuya frescura está asegurada.

Todo ello se riega con las principales referencias de vino de Toro o las cervezas artesanales zamoranas, muy en boga en los últimos años, con una selección muy adecuada para el tapeo y precios muy acordes a su calidad.

En el local destaca un grifo de cerveza con dos abuelos, obra del escultor zamorano Ricardo Flecha, que son además el anagrama del bar -uno de los más populares y populosos de Zamora-, donde es habitual ver a actores y personajes de la farándula que acuden a conocer la tapa de plancha más tradicional por su cercanía con los dos teatros de la ciudad, el Ramos Carrión y el Teatro Principal, edificado sobre un antiguo patio de comedias.

Con Carlos, propietario de Los Abuelos, no faltará nunca la buena conversación o un chupito de orujo invitación de la casa a quien se sienta en su mesa a comer. Después, quien quiera prolongar la sobremesa o la sobrecena, se encuentra en el lugar idóneo para continuar su ruta por una de las principales zonas de ocio de la ciudad, a caballo entre el silencio de la historia que guarda el entorno y el bullicio de las noches sin prisa en la siempre viva Calle de los Herreros.

Bar Los Abuelos. Calle de los Herreros, 4

Teléfono 980 53 46 14

GALERÍA. Fotos: Rafael Lorenzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *