Oso D’Or, medio siglo de vida y de historia de Zamora

Mucho ha llovido desde que el 2 de noviembre de 1970, hace 50 años, abriese al público por primera vez sus puertas en la Plaza Sagasta de Zamora, la primera tienda denominada Oso D’ OR. Aquel elegante comercio destinado a la ropa infantil y puericultura o el bien llamado “el palacio del bebé”, donde las niñas encontrábamos la «talla pollita» en el paso de hacia la adolescencia.

Aquella tienda con escaleras y probadores de de donde salían, como por arte de magia, las inefables camisetas de perlé con sus braguitas y calcetines a juego; vestidos con los estampados que llenaban la calle de vida los Domingos de Ramos, las camisas beiges de hilo y los pantalones cortos que hacían las veces para los niños de Comunión…

Y los zapatos Gorila, irrompibles, y las cazadoras de entretiempo y los abrigos de invierno, o los merceditas de Ferrerías, que eran la última moda para las jovencitas que íbamos a pelar la pava a la Avenida.

Vinieron después las tiendas de la Avenida de Portugal y los locales de Santa Clara, todo con el esfuerzo de Francisco Prieto Casaseca, uno de los hombres más buenos del mundo, empresario y coadjutor de Las Marías, su gran orgullo, con la sombra, la capacidad y la inteligencia innata de Alfonsa Martín Lucas, esposa, compañera de vida y madre de sus cuatro hijos que han sabido cuidar, aumentar y adaptar el negocio familiar a los nuevos tiempos.

Y nada ha sido regalado; nada ha sido casual. Detrás de estos cincuenta años ha habido mucha lucha, mucho mimo, mucha preocupación, muchos viajes, idas y venidas para que Oso D’Or continúe siendo une referencia, el orgullo de una de la rama de los Casaseca, viriatos del siglo XXI que no dudan en apostar siempre por Zamora, la tierra que les llama, que les mueve, que aman profundamente. La tierra donde el espíritu de Paco ha florecido y se ha multiplicado en hijos y nietos, herederos de la bondad y de la sonrisa, de la generosidad y el espíriru de trabajo.

Porque Oso D’Or es más de medio siglo se historia viva zamorana. Porque Oso D’Or es memoria, un pedazo de corazón de Zamora y de sus zamoranos, que aún guardamos en el armario las ganas de niños de estreno, el olor a limpio de aquella moqueta, el orgullo de lucir de pies a cabeza la ropa del osito de Sagasta.

Felicidades, familia querida. Felicidades y GRACIAS por estas bodas de oro, de amor, de lucha y de sacrificio por Zamora. Sois, para siempre, parte nuestra.

2 comentarios en «Oso D’Or, medio siglo de vida y de historia de Zamora»

  • Avatar
    el 3 noviembre, 2020 a las 09:43
    Enlace permanente

    Que palabras y que recuerdos tan bonitos Ana.

    50 años de una familia comprometida con la ciudad, con su gente y sobretodo con el comercio.

    Ojalá a por otros 50 más.

    Respuesta
  • Avatar
    el 3 noviembre, 2020 a las 10:20
    Enlace permanente

    Preciosas palabras Ana, llenas de cariño y orgullo. Hay tantas y tantas pequeñas empresas así en esta nuestra tierra, tenemos que hacer el esfuerzo entre todos para que esta pandemia de bichos de dos patas sin cabeza no se las lleve por delante.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies