Potaje de Cuaresma

El calendario apunta hoy al primer viernes de Cuaresma, así que la receta que hoy nos propone Luisa Rojo es un Potaje de Cuaresma (o de Vigilia), un plato único rico en proteínas por las que aportan tanto los garbanzos como el bacalao.

El potaje constituye un plato preferencial durante la Cuaresma por el ayuno y la abstinencia de carne que tradicionalmente marca la Iglesia, fielmente seguido en miles de hogares hasta hace unos años, si bien es un rito que se mantiene.

La receta que facilitamos es la más común, aunque el potaje tiene variantes que la propia Luisa nos ofrecerá a lo largo de este ciclo cuaresmal.

INGREDIENTES

*1/2 kg. de garbanzos

*400 g. de espinacas

*1/4 kg. de bacalao

*2 puños de arroz

*2 huevos cocidos

*aceite, ajo, perejil, laurel y pimentón

PREPARACIÓN

En la víspera ponemos en remojo los garbanzos y el bacalao en raspas.

En una cazuela ponemos agua, laurel y un majado de un ajo y perejil y un chorrito de aceite de oliva. Cuando rompe a hervir, echamos los garbanzos y antes de finalizar la cocción agregamos el arroz, las espinacas (previamente limpias, cortadas y escaldadas) y el bacalao.

Ponemos aceite en una sartén y doramos dos o tres ajos en láminas. Retiramos del fuego  y añadimos el pimentón.

Cuando los garbanzos, las espinacas y el bacalao estén cocidos, incorporamos el aceite con los ajos y el pimentón para que den un hervor. Añadimos por último los dos huevos cocidos picados.

*Receta patrocinada por La Casita del Bacalao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *