Sin mascarillas, pero con cautela

🔴 Pequeños autónomos de la hostelería y el comercio deciden mantener el uso de la mascarilla en sus locales y entre su personal y recomendar su uso a los clientes.

🔴 España amanece hoy sin mascarillas en interiores después de 700 días de uso obligatorio.

Toda España y también el sector hostelero se quitan hoy por ley la mascarilla, si bien es aún de obligatorio uso en el transporte público, los hospitales y las residencias de mayores, donde sólo estarán obligados a utilizarlas los trabajadores, pero no los residentes.

Hay otros ámbitos laborales, como la hostelería o el comercio, con realidades muy complejas y con un amplio e imprevisible tránsito de personas y son ya muchos hosteleros y comerciantes, muchos de ellos pequeños autónomos, que no tienen claro el dejar de usarla en sus respectivos puestos de trabajo, además de «recomendar» a sus clientes su utilización, aunque no pueden obligar a ello.

Esto se produce en un tiempo de alta incidencia de un virus debilitado que hoy por hoy el sistema sanitario equipara a una gripe y que no contabiliza casos, ya que muchos se detectan en casa mediante las pruebas de antígenos que suministran las farmacias y en un previsible aumento de casos después de las vacaciones de Semana Santa.

Recomendaciones

En grandes empresas, serán los servicios de prevención de riesgos laborales los que tengan que evaluar y decidir si hay espacios en los que seguirá siendo necesaria e incluso decretar medidas preventivas colectivas o individuales. En cualquier caso, con carácter general, se podrá recomendar el uso de la mascarilla, pero no obligar, en los puestos donde no haga falta esa prevención. 

En el caso de las pequeñas empresas, que son mayoría en los sectores de la hostelería y el comercio, el mayor peso de la decisión lo tendrá la empresa o el propio autónomo, quienes serán los encargados de decidir si sus empleados tienen que llevar mascarilla. Al igual que ocurre con las vacunas, con la ley en la mano no podrán obligar a ello. En esos parámetros se mueve la Confederación de Asociaciones de Hostelería de España, que aglutina a las principales asociaciones del país, como la propia Azehos.

En algunos locales y restaurantes, propietarios y camareros han confirmado a este medio que ya tienen decidido que seguirán utilizando la protección por tiempo indefinido, en especial el personal de sala, donde la gente come, bebe y habla y consideran que su exposición es mayor, por lo que el uso de mascarilla es una protección al propio trabajador y a sus familias.

Eso mismo ocurre con el pequeño comercio, donde varios establecimientos de Zamora capital también han asegurado a Hostelería en Zamora que sus dependientes y propietarios acudirán al trabajo con mascarilla y «recomendaran» su uso en lo posible a los clientes.

Hoy es el día; bares, restaurantes y hoteles abren sus puertas y los comercios levantan sus trapas libres de mascarillas. Queda por ver la reacción general de los pequeños empresarios y de los autónomos a esta nueva medida que elimina las protecciones después de 700 días de obligatorio uso y abre un nuevo tiempo en la gestión de la pandemia.

Quién lo ha escrito:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies