Adolfo y Reyes, gracias por el milagro

Hoy es un día triste para la hostelería de Zamora y para los vecinos del casco antiguo. Esta noche, cuando las puertas del restaurante y gastrobar DePicoteo se cierren, quedarán clausurados también cinco años de lucha, de sueños, del buen hacer en la cocina de Adolfo Gómez Lorenzo y Reyes Heras.

Cinco años de milagro en su pequeño establecimiento. Milagro porque la pareja apostó por la zona histórica, una zona que tanto debería pitar en la hostelería zamorana y que sin embargo es poco menos que imposible para quien decida asentarse, a pesar de su gran potencial.

Las trabas de Patrimonio, el alto precio de los alquileres y la demora en las licencias urbanísticas y de apertura han condenado al casco antiguo, en el tramo entre la Plaza de Viriato y la Catedral, a ser una zona por la que pelear mucho, a contracorriente.

Y eso, apostar y pelear mucho, es lo que han hecho desde la apertura del DePicoteo Adolfo y Reyes.

Concursos, tapas innovadoras, catas, charlas, proyecciones, el puchero de la abuela Paca… el DePicoteo se ha convertido en una referencia en la hostelería zamorana y en un punto de encuentro de los vecinos de la zona histórica, que veíamos con alegría cómo el local atraía a la clientela en las sobremesas y a la hora del vermú, y también en las largas tardes noches del invierno, cuando las calles se convierten en un eral.

Adolfo y Reyes emprenden mañana vida nueva y les vamos a extrañar por su buen hacer, por la alegría que han aportado a la zona más bonita y más desaprovechada de esta Zamora que deja que los sueños se pierdan por el camino, sin saber muy bien qué es lo que podría salvarla de tanta puerta cerrada.

Pero hoy no es día de arreglar el mundo, sino de dar las gracias con el corazón. De desearos suerte, porque quienes pelean por ello tienen que encontrarla, sea donde sea.

Ya sabemos quiénes sois, cómo trabajáis. Conocemos vuestra cocina y vuestra sonrisa. Ojalá un día, camino de la Catedral, vuestras puertas estén abiertas y vosotros en la cocina o al otro lado de la barra.

Esa será la mejor señal. La vieja normalidad que tanto echamos en falta.

Suerte, amigos!! Suerte y GRACIAS!

2 comentarios en «Adolfo y Reyes, gracias por el milagro»

  • Avatar
    el 27 septiembre, 2020 a las 20:52
    Enlace permanente

    Zamora es imposible para hacer nada. Lo siento por ellos, pero olvidaros de la hosteleria y de trabajo en general. Si te quedas en Zamora mueres. Da pena ver las calles y la ciudad. Y como este local van todos
    Que pena.

    Respuesta
  • Avatar
    el 27 septiembre, 2020 a las 21:50
    Enlace permanente

    Esto es la pura realidad de Años atrás en cuanto se quiso apostar por una ciudad en avanzar y enriquecer unos caciques se la negó y hoy día seguimos padeciendo y esto no más que la realidad Zamora seguirá viva pero los que apuestan y arriesgan morirán porqué no se valora ni apuestan por el futuro de una Gran Tierra Zamorana

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies