Los mágicos atardeceres de Zamora

El sol enciende las últimas nubes de la tarde y la oscuridad llama a las puertas para que venga la noche y todo sea silencio.

La piedra románica de San Juan se recorta en el cielo con Peromato como eterno centinela de la ciudad y de los vientos. Sobre el reloj del Ayuntamiento el nido de las cigüeñas pregona el fin del frío y todo canta ya a la primavera.

Son los mágicos atardeceres en la Plaza Mayor de Zamora, este crepúsculo que viste de colores imposibles el cielo.

¡Cuánta hermosura guardas murallas adentro, Zamora!

Foto: Santiago Ruiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies