Ana PedreroOpinión

Pilar Cerecinos abre su puesto de rosquillas y avellanas en el cielo

🖤✝️ La conocida y querida Pili compaginó durante muchos años su profesión de peluquera con ayudar a su madre, Regina, en su puesto de chupitainas en el fútbol, romerías y eventos de Zamora.

🖤✝️ Esa orfandad que sentimos cuando se van personas y personajes que son mucho más que eso, que trascienden a la familia y a los amigos, que son en realidad patrimonio de la ciudad.

Zamora se queda cada vez más sola, más pobre en capital humano, cuando pierde a personas irrepetibles que marcan toda una época, a generaciones enteras de zamoranos.

En la tarde de ayer fallecía a los 86 años Pilar Cerecinos Álvarez, la conocida y querida peluquera que compaginaba su profesión con ayudar los fines de semana a su madre en el puesto de avellanas, almendras, rosquillas y chupitainas en el fútbol, romerías y demás eventos.

Hija de Andrés Cerecinos y Regina Álvarez, los que fuimos niños en los 70 aún recordamos su puesto de garrapiñadas el Jueves y Viernes Santo y su trato siempre alegre y desenfadado, su energía, su tremenda vitalidad. Muy vinculada a las tradiciones zamoranas, Pili era, además, hermana de Gregorio Cerecinos, el eterno cotanero de la Real Cofradía del Santo Entierro y jefe de paso de la Virgen Dolorosa de la Vera Cruz.

Pilar Cerecinos con su madre, Regina Álvarez

Podría decirse que media Zamora, o Zamora entera, lo primero que hacía al llegar a la romería de Valderrey o del Cristo de Morales (después de rezar en la ermita), era buscar el puesto de Pili con sus rosquillas de aire y esas avellanas que sólo se encuentran en el Cristo, grandes, crujientes, frescas y echar un parlao, aunque fuese de año en año.

Zamora amanecía hoy más huérfana de calor y de humanidad. Una Zamora Vacía que no se estudia en la estadística, que sólo se escribe, se entiende, en el corazón; esa orfandad que sintió la ciudad hace años cuando desapareció Transi, la eterna castañera de la calle de San Torcuato. ¡Cuánto, cuánto nos endulzaron la vida y la infancia estas mujeres!.

Esa orfandad que sentimos cuando se van personas y personajes únicos, maravillosos, irrepetibles, que son mucho más que eso, que trascienden a la familia y a los amigos, que son en realidad patrimonio de la ciudad. Raro será encontrar a un zamorano que pase de los 50 que no tenga alguna anécdota con Pilar, pura simpatía, pura anarquía, pura vida. Nuestra «Pili la Nervios» en aquella Zamora de motes en todas las casas, en todas las familias, dicho con tanto cariño, tanto respeto, si era nervio puro, energía a raudales, y también un torrente de bondad. ¿Quién podía no querer a Pili?

Su sobrino nieto Andrés Bragado la recordaba ayer con ternura en sus redes sociales junto a una foto familiar en un Domingo de Ramos zamorano:

«Hoy ha fallecido mi tía-abuela Pilar Cerecinos Álvarez. DEP.

Entre los muchos recuerdos que nos quedan están esas clases de natación, el objetivo de estudiar una carrera universitaria y esta estampa del Domingo de Ramos de los años 80 en la Borriquita en Zamora con mi madre Marisa Salvadores, mi abuela y mi hermano David Bragado«. ¡Qué guapa en esos días de palmas y ropa recién estrenada!, cumpliendo las tradiciones e inculcándoselas a los que venían detrás.

Zamora la echará de menos en su memoria colectiva y también el Zamora C.F, a cuyo estadio acudía siempre fiel, siempre tan forofa de nuestra ciudad, sus gentes y sus tradiciones.

Pili se nos iba ayer en la residencia de Peleas de Abajo, donde estaba desde hacía dos meses, y se lleva miles de recuerdos y vivenciad de una Zamora que ya sólo existe en el imaginario de quienes tanto la echamos de menos, más pequeña, más cercana, más de verdad.

La capilla ardiente está instalada en el Tanatorio Duero (polígono de La Hiniesta) y la misa de funeral tendrá lugar en la iglesia de Nuestra Señora de Lourdes hoy jueves 18 de abril a las 16.30 horas, para proceder acto seguido a la conducción de sus restos al cementerio de San Atilano. Cuántas cosas se van con ella.

Hoy la señora Regina y Pili ponen su puesto de rosquillas y avellanas en las romerías del cielo, hoy seguro que ahí arriba es fiesta mayor.

Descansa y duerme, mi «generala». No dejes de revolucionar la Zamora de lo alto. ❤️

(Con mi amoroso recuerdo para Pili y su familia, tan querida)

Captura del canal Canis Lupus

Quién lo ha escrito:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies