Toro, una estrella encendida en la noche

Desde el cielo, a cielo raso, la ciudad de Toro es como una estrella encendida en la tierra. Una estrella que ilumina los surcos y las cepas, la cultura secular del vino, el silencio de los almendros, las noches junto al Duero que siempre viaja hacia Portugal, que siempre escapa después de regar sus fértiles huertas.

La Colegiata se viste en dorado para mostrar al mundo su porte altivo, su maravilloso románico, como una hembra que se sabe hermosa y no duda en quitarse el velo para que todos lo conozcan.

Un milagro, un sueño, la belleza inabarcable de Toro desde el aire.

Foto: Carlos Marcos Mateos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies