Zamora, la ciudad de cristal

Zamora es una ciudad de cristal. Una ciudad vestida de hielo que se niega a congelar sus sueños en este 2020 que comienza.

Las bajas temperaturas, por debajo de los cero grados, y la niebla congelada provocan cada año el fenómeno atmosférico de la cencellada, que extiende su blanco manto por toda la ciudad y por las riberas del Duero.

Los zamoranos conocen bien las cencelladas, que sorpreden a quienes visitan la ciudad y la provincia por la belleza de las estampas que deja, acompañadas de un gélido frío.

Es invierno en Zamora y solo hace falta abrigarse bien, coger una cámara e intentar plasmar en imágenes la fría belleza de esta tierra, como hacen centenares de internautas a diario en sus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *