Jesús María Prada Saavedra: «La imagen tranquila de Zamora y sus pequeños pueblos es ahora el mejor reclamo para el turista»

El diputado responsable del Patronato de Turismo afronta su año más difícil con esperanza, convirtiendo la despoblación en una «virtud» para atraer visitantes al mundo rural. Ante el parón que ha sufrido la progresión del sector, tiene claro que no es hora de hacer balance; ahora lo importante son las personas, «no las cifras ni las estadísticas».

Es el hombre de la eterna sonrisa, cordial, que presume de sus orígenes sanabreses pero lleva la provincia entera en el corazón. Sensible con Zamora y sus gentes; con una energía vital que desborda, Jesús María Prada Saavedra se enfrenta como diputado de Turismo, Cultura y Deportes a su año más difícil. Un año que, a pesar del parón ocasionado por la pandemia de Covid-19, afronta con optimismo y con la virtud de transformar la despoblación en esperanza para la provincia y el mundo rural. Zamora es un destino que ofrece paz y la seguridad de la distancia en un tiempo tan convulso e incierto.

Cómo ha vivido el obligado parón como responsable del turismo en la Diputación Provincial? Qué balance puede hacer de estos meses?

-En una palabra: desastre. La pandemia ha originado un año desastroso que vamos a intentar salvar, a la espera de cómo evolucionen las cosas, con el otoño y con el verano. La cancelación de prácticamente todos los eventos y, sobre todo, la de la Semana Santa, con lo que supone en la capital y en la provincia, implica pasarlo muy mal. Con los Ertes y las medidas que vamos tomando, comenzamos a recuperar actividad ahora. Pero somos conscientes de que el parón ha sido por una razón buena, superior, como es proteger la salud de toda la gente.

La progresión del turismo en la provincia se ha detenido. Qué objetivos se han marcado a corto plazo para paliar los efectos, la crisis que ha originado la pandemia?

-No podemos hablar de objetivos, de cifras; ahora no valen las estadísticas. El confinamiento ha roto la progresión que estábamos viviendo y nosotros vamos a seguir trabajando para que Zamora sea un destino preferente. Hemos lanzado con el Ayuntamiento la campaña Espacio Vital, la más potente de los últimos años, la primera conjunta de ambas instituciones, para vender mejor Zamora capital y Zamora provincia. No se entiende la una sin la otra. También estamos volcados en ayudar a la gente del sector. No importan las cifras; importa la gente, las personas; la ciudad, la provincia, las familias que viven de esto. Nosotros vamos a intentar que los turistas vengan y que los zamoranos mantengan su proyecto vital aquí. Los Ertes, la suspensión de pagos, las ayudas…haremos todo lo que podamos hacer para ayudar a nuestro tejido empresarial y a la hostelería. Ese es ahora el objetivo.

Además de la campaña ‘Espacio Vital’, la Diputación mantiene sus acciones para potenciar el turismo por la provincia.

-Desde el Patronato hemos ampliado las visitas guiadas a distintos pueblos y mantenemos todas las campañas tradicionales y las excursiones en autobús, además de las rutas por Toro, Villardeciervos, Sanabria, Galende, Fermoselle… También hemos ampliado la apertura de monumentos, con la iglesia de La Hiniesta, Arcenillas, Otero de Sanabria o Mombuey, la villa romana… es una red muy interesante que sabemos que este año no va a dar los resultados que habíamos analizado, pero mantenemos todos los monumentos y oficinas de turismo abiertas con limitaciones de aforo. Es un turismo tranquilo, no hay colas. Tanto en la ciudad como en la provincia, todos los monumentos y lugares de interés permanecen abiertos.

También han anunciado para los próximos meses la apertura de una Oficina de Turismo conjunta con el Ayuntamiento. Una colaboración institucional que desde fuera se ve como una medida lógica y para un mejor aprovechamiento de los recursos. Es para felicitarles.

-Lo he dicho en reiteradas ocasiones: es muy fácil trabajar con concejal de Turismo, Christoph Strieder. La Diputación decidió en su día no renovar su Oficina de Turismo y unir así los esfuerzos de las dos instituciones. Era una cosa chocante, tener dos oficinas y no aprovechar los recursos. Estudiamos las ubicaciones y ofrecimos el antiguo palacio provincial en ese primer acercamiento y dimos el primer paso conjunto en Semana Santa con la campaña en Madrid que apenas tuvo repercusión por la pandemia. Ya hemos revisado folletos conjuntos y pondremos en marcha la app de turismo. Continuamos las conversaciones y el trabajo para unificar todo. Ahora es más necesaria que nunca la colaboración y la cooperación.

Dicen que el miedo es libre y el sector hostelero y turístico se resienten del parón en estos meses , aunque van recobrando tímidamente la actividad. Sin embargo, el turismo rural ha experimentado un notable crecimiento.

-Nuestros proyectos no se quedan sólo en la campaña de ‘Espacio Vital’; hay un problema que encarar y estamos en ello. Y este año tenemos que convertir ese problema y la propia despoblación de la provincia en una virtud, en un reclamo, en una apuesta por ese turismo de interior, de cercanía. Estamos en permanente contacto con AZEHOS y también con los alojamientos rurales, que este año registran cifras muy buenas, casi doblando la ocupación del año pasado. Muchos alojamientos del medio rural tienen el cartel de completo. Eso es una magnífica noticia, gracias a esa imagen tranquila de Zamora y de sus pequeños pueblos sin riesgo. Es un año terrible, pero de un problema hacemos virtud. Que los turistas dejen dinero en el medio rural, a la gente del medio rural, con sus inversiones, es positivo. Ya lo dije al principio: el objetivo este año no son cifras, no son estadísticas. Son las personas, los zamoranos, los vecinos de esa España, esa Zamora rural y vacía, que ahora se convierte en una opción ideal para alejarse de las grandes ciudades y las aglomeraciones. Zamora capital y provincia tienen mucho que ofrecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *