El comercio devuelve poco a poco la vida a Zamora

Zamora comienza a recobrar la vida con la apertura parcial del comercio, con un aforo aún muy reducido y grandes medidas de seguridad. Comienza ahora un tiempo esencial para apoyar a los comercios y a las pequeñas empresas que mueven esta tierra.

Aunque algunos han optado por no abrir aún sus puertas y han puesto en marcha su servicio de venta en redes o mantienen la previa petición de cita, el comercio zamorano despierta de la pesadilla que comenzó el 14 de marzo, coincidiendo con esa fase ‘0.5’ que ha entrado en vigor en Zamora.

De esta forma, las tiendas de menos de 400 metros cuadrados pueden abrir ya sin cita previa, con sólo un cliente dentro por cada trabajador. Los de más de 400 metros cuadrados deben marcar espacio acotado de esa extensión.

Firmas de comercio tradicional y pequeño comercio ofrecen ya sus servicios a sus clientes. Entre otras, los zamoranos ya pueden realizar sus compras en:

Almacenes Victoria (Sagasta), Almacenes Boizas (San Andrés), By Malaya (esquina San Torcuato con calle Benavente), Judith O’Mullony (calle Benavente), Alma Mía (Magistral Romero, que pone en marcha un Outlet de moda femenina y complementos), Cien Pies (Magistral Romero, que además anuncia liquidación por jubilación), La Abacería (gourmet, productos de la Tierra, Ramos Carrión), El Rincón de Zamora (souvenir, complementos y gourmet, Plaza Mayor y Ramos Carrión), Septiembre (moda femenina, Magistral Romero), Entrevinos (gourmet, vinos, productos de la tierra, Ramos Carrión), Yara XL (tallas grandes, Plaza Cuartel Viejo), Flores Marta (San Atilano), Guinea (moda femenina,.Cortinas de San Miguel), DorColchón, Ferretería Mardem (Plaza de la Constitución), Boutique Conchita (calle Viriato, 2), Coser y Cantar (bordados, arreglos de ropa y complementos de bebé), Zapatería Oso D’Or, Taller La Costurera (calle Monsalve), Mango (Plaza del Maestro), Flores Miguel (calle Santiago), Leticia (lencería), Chachi & Chachi (arte y decoración vintage, Misericordia, 2), Modas San Miguel (novias, comuniones, La Marina), Isabel Herrero (moda mujer, La Marina), La Cortina (decoración, ronda de San Torcuato y Los Bloques), Armería Paco (Pablo Morillo), EmReDa (perfumes y artículos de regalo, Santa Teresa), Miguel de la Iglesia (moda de diseño, calle Santa Teresa), Floristería Bouquet (calle Amargura) , Jabones Bubbly (Alfonso III el Magno), Diva (moda femenina y complementos, calle San Andrés), Librería Semuret (calle Ramos Carrión) y Los Dulces de la Billá

Es apenas una pequeña muestra de los centenares de establecimientos que desde hoy retoman el pulso y pintan de color y de vida la ciudad. Ahora hace falta que los zamoranos hagan piña y luchen para que el comercio, su comercio tradicional, cercano y de calidad, la pueda desplegar sus alas y recuperar su actividad con normalidad.

Además, la Cámara de Comercio de Zamora dispone en su web de un listado de todos los establecimientos que prestan sus servicios también a domicilio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *